fbpx

DEEP SLIM

Este equipo es una de las estrellas del centro. Se trata de un emisor de ultrasonido focalizado de baja frecuencia y alta intensidad. Sus resultados sobre tejido graso son de lo mejor que hemos visto a lo largo de décadas. Cuando el ultrasonido incide sobre el adipocito (célula grasa), le provoca una ruptura en su membrana que va eliminando su contenido y la propia célula grasa poco a poco. Se ha realizado un estudio de 2017 a 2019 comprobando los resultados de Deep Slim mediante RMN (resonancia magnética nuclear) en el Hospital HLA La Vega. Tuve el honor de participar junto con el Dr. José Guirao que es jefe de servicio de radiología del hospital. Los resultados fueron muy sorprendentes, porque no solo se demostró que no se afectaban los tejidos próximos a la grasa, como vísceras, musculo…) sino que en el tejido graso se conseguían reducciones de hasta 14 mm. Sin duda este equipo es fundamental para tratar el tejido graso.

  • Ultrasonido Focalizado: La tecnología consiste en hacer llegar al tejido celular subcutáneo ondas de ultrasonido de baja energía mecánica. Se realiza mediante un equipo que emite dichas ondas de forma cóncava consiguiendo enfocar la energía en un punto en el que produce la lipólisis.

La emisión de ultrasonidos focalizados debe ser de intensidad media, (200 ± 30 kHz) lo que producirá una destrucción selectiva de una fina capa de tejido graso por efecto acústico, no térmico. Se consigue este resultado sin dañar tejidos anejos, ni vasos, musculo o nervios. Después de varias sesiones se consigue un efecto moldeado del tejido graso y evidente reducción desde las dos semanas.

Es un sistema aprobado por la Dirección de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos, (FDA). 

Merece una mención especial una tecnología basada en el ultrasonido que está desarrollando con gran éxito una empresa española, se trata de la tecnología MULMI (Multifocus Ultrasound Low Mechanical Index). La Universidad Politécnica de  Barcelona (UPC), en su laboratorio de Ingeniería Electrónica sobre Campos Acústicos ha podido analizar, estudiar, desarrollar y mejora esta tecnología. Dicho desarrollo aporta al mercado esta nueva herramienta, única por su multifocalización unido al bajo índice mecánico, permitiendo emisiones ultrasónicas por debajo del índice de cavitación. La energía es absorbida por las células del tejido conectivo y adiposo hipodérmico y dérmico, sometiéndolas a una serie de cambios fisiológicos intracelulares que desembocan en dos efectos directos sumados en cada emisión. Una lipólisis fisiológica por estimulo directo sobre la viscoelasticidad del adipocito, así como un cambio estructural sobre la matriz extracelular del tejido conectivo que soporta, protege y envuelve a tejido adiposo hipodérmico, provocando su reorganización y su regeneración. De igual forma, gracias a los efectos directos sobre la tensegridad del tejido conectivo, el efecto directo es igualmente objetivable sobre el colágeno dérmico. 

Con tan solo una sesión se pueden ver resultados.

Hoy día tan sólo tres equipos cuentan con esta tecnología: Adipologie, Deep Slim y Cyclone. 

En un estudio realizado con esta tecnología en el Hospital HLA La Vega, por los doctores Guirao y Zamora, se objetivó mediante RMN la reducción del panículo adiposo de hasta 14mm.